Bolsa 250 g Ethiopia - Hambela Wamena

Bolsa 250 g Ethiopia - Hambela Wamena

Precio habitual
€14,20
Precio de oferta
€14,20
Impuesto incluido.

Proceso: lavado
Altitud: 200-2100 msnm.
Varietal: Autóctono de la región de Guji
Productor: Estación de lavado de Wodesa Daro
Cosecha:18/19

Descripción: café complejo donde destacan sus notas balsámicas así como el cardamomo, la uva blanca y una ligera mandarina. Por otro lado tenemos el dulzor del caramelo y el cacao balanceando el conjunto.

Es un café que proviene de la región de Guji al sur de Etiopía, limita al norte con la Región de Sidamo, hasta hace poco el café Guji era considerado Sidamo. Ahora tiene denominación propia y tiene que aparecer reflejado en los sacos para poder venderse como Guji.

Es un área muy linda y casi remota que se conoce porque casi todo el oro de Etiopía se ubica allí, lamentablemente esto provoca tensiones locales entre mineros y agricultores.


Es puramente Forest Coffee, esto es que el café crece de manera silvestre en el bosque y se mantiene intacto al paso del tiempo. Aunque no existe certificación orgánica sobre este café podríamos hablar de él como un café orgánico al igual que cualquier otro café de Etiopía y no hay mucho que justificar más allá de que es la simple historia de un país pobre. La trazabilidad sigue siendo un problema para conocer más sobre el origen debido a la comercialización a través del organismo ECX. Aún así las cosas en Etiopía están cambiando y ahora podemos saber más detalles de la procedencia.

De este lote sabemos que un productor llevó su café a la estación de lavado Wodesa Daro que luego vendió este café al ECX, donde fue subastado y comprado por MOPLACO para Hola Coffee a través de Xorxios. Moplaco compra ese café como café pergamino, así que en sus instalaciones se trilla, se limpia y clasifica. Al frente de la compañía está Heleanna Georgalis desde el 2008. Ella está inmersa en la tercera ola del café preocupándose en primera persona por la calidad del café que exporta continuando con el legado de su padre, y afirma sentir pasión por este mundo donde ella misma puede experimentar en procesos y divertirse pudiendo comprobar los resultados.

Es importante resaltar que la singularidad de los cafés etíopes reside en la no modificación genética de las plantas de café. En Etiopía existen miles de variedades sin explorar y las que se conocen se mantienen intactas, y esto recalca Heleanna cada vez que sacamos el tema. Etiopía es la cuna, las variedades son específicas de cada zona, los científicos han reconocido 37 variedades de las cuales 34 son naturales. Muchas veces encontramos que el café de Etiopía es de la variedad Heirloom y lo que significa es que es ¿raíz antigua?, no define la variedad en sí, sino que es genérico. La variedad lleva el nombre de la zona en la que crece y donde lleva años creciendo, debe tener el sabor característico de la zona, es decir que tiene un perfil de taza concreto.

Es un café que conserva las características genéricas de los cafés etíopes, se obtiene un perfil de taza complejo donde destacan las notas de cítricos y caramelo, acidez brillante y sobre todo mantiene las notas que debe tener un Guji.